Después de trasladarse a Chicago para asistir a la escuela de bellas artes, Sam comienza a buscarse la vida para poder pagar los gastos. Tras algunos fracasos laborales, elige el camino mas fácil, prostituirse. Esta circunstancia provoca que su novio, Aarón viaje en su búsqueda, pero esto tampoco mejorará sus situaciones financiera, así que acuden a la extorsión, grabando a los clientes de